lunes, 2 de marzo de 2020

La tempestad gigantesca de la masa

"No estaría mal entregarlo a toda la clase; hasta sería lo más inteligente. Si muchos contribuyen, aunque cada uno aporte poco bastará para hacerlo pedacitos. En general, me gustan los movimientos de conjunto. Nadie hace nada especial, y sin embargo las oleadas suben cada vez más alto hasta que cubren todas las cabezas. Ya veréis. Nadie se alterará y sin embargo se producirá una tempestad gigantesca. Poner en escena un espectáculo semejante, me agrada sobre manera."

Así sugiere Reiting entregar la víctima a toda la clase. Basini fue degradado, vejado, golpeado y humillado solo resta entregarlo a la masa. De la novela "Las tribulaciones del estudiante Törless"de Robert Musil. Escrita en 1906, en la época de Freud y en Viena. se desarrolla en un internado de varones. Una institución aristocrática en la cual los jóvenes están sometidos a una férrea disciplina. 

La chispa que enciende la violencia



Gustavo Kroitor. Miembro del departamento de investigación sobre violencia. VEL, Violencia Estudios Lacanianos.
El brutal asesinato de Fernando Baez en Villa Gesell, el pasado 18/1, a manos de un grupo de muchachos, jugadores de Rugby, indignó a una sociedad que pareció sorprendida por el hecho.
Como sociedad, la primera reacción defensiva es creer que quien es capaz de semejante cosa, es el Otro. En este caso, el otro es el mundo del Rugby.  Así, de esta manera yo no tengo nada que ver.
El psicoanálisis nos enseña que eso que nos horroriza en el Otro puede ser algo propio de lo que no queremos saber nada.
 Es fácil repasar las noticias sobre actos violentos perpetuados en masa, que rebalsan el mundo del rugby.
Como ejemplo en el últimos meses de 2018 fueron asesinados en el fútbol, Matías Diarte  (28 años), hincha de San Martín de Tucumán, atacado por hinchas de boca en la previa del partido por la copa Argentina;  Emanuel Ojeda (27 años) Hincha de Boca, asesinado por hinchas de River al verlo en la Av. 9 de Julio con la camiseta de boca;  Sergio Confalonieri , de Rosario central (55 años) asesinado en la represión policial en Mendoza en la final de la copa Argentina; Ezequiel Neris (21 años),hincha de River,  asesinado por un grupo de hinchas de Boca a puñaladas, luego de que lo emboscaran cuando venía de festejar  la obtención de la copa Libertadores.
Fuera del deporte, tenemos más ejemplos. En marzo de 2019, decenas de personas de un barrio humilde de Comodoro Rivadavia se lanzaron a las calles para reclamar por justicia, y hacer justicia por mano propia, después de que un niño de 12 años fuera violado. En esta pueblada quemaron la casa del padre del supuesto violador, asesinando a este último. Luego se comprobó que el supuesto violador no era tal. Igualmente lo importante no es esto, sino los fenómenos de violencia en masa.
Hace algún tiempo, vecinos de Palermo lincharon y lesionaron gravemente a una persona que había robado un celular.
Me podría seguir extendiendo, sin embargo, creo que estos ejemplos bastan para mostrar que la violencia no es un tema de Rugbiers , sino que puede habitar en cada uno de nosotros.
Sigmund  Freud ya nos advertía esto en 1927 cuando decía: “el ser humano no es un ser manso, amable, a lo sumo capaz de defenderse si lo atacan, sino que es lícito atribuir a su dotación pulsional una buena cuota de agresividad. En consecuencia, el prójimo no es solamente un posible auxiliar y objeto sexual, sino una tentación para satisfacer en él la agresión, explotar su fuerza de trabajo sin resarcirlo, usarlo sexualmente sin su consentimiento, desposeerlo de su patrimonio, humillarlo, infligirle dolores, martirizarlo y asesinarlo”
Y agrega: “¿quién, en vista de las experiencias de la vida y de la historia, osaría poner en entredicho tal apotegma? Esa agresión cruel aguarda por lo general una provocación, o sirve a un propósito diverso cuya meta también habría podido alcanzarse con métodos más benignos. Bajo circunstancias propicias, cuando están ausentes las fuerzas anímicas contrarias que suelen inhibirla, se exterioriza también espontáneamente, desenmascara a los seres humanos como bestias salvajes que ni siquiera respetan a los miembros de su propia especie”
Es decir, sólo hace falta la chispa que haga explotar la violencia que habita en cada uno.
Casualmente el pasado lunes fue el día de conmemoración de las víctimas de la Shoa. (Mal llamado holocausto).
También fue violencia en masa. Millones de alemanes se identificaran al ideal de la raza Aria, se creyeron superiores y participaron o al menos justificaron brutales actos de violencia.
El ser humano, es decir el ser hablante, mantiene a raya sus pulsiones violentas, mediante la represión y la formación de inhibiciones que proviene de esa instancia que en psicoanálisis llamamos Ideal del Yo.  Basta que en el lugar del ideal pueda ubicarse una justificación de la violencia para que esta se desate.
Las masas funcionan de esta forma. Todos los miembros se identifican entre sí porque en determinado momento y lugar tienen el mismo ideal del Yo.  Por ejemplo, la misma camiseta de Fútbol que se defiende a muerte. El Otro, el que tiene la camiseta contraria es peligroso y su desaparición sería en propia defensa, lo que justifica el ataque de violencia.
Cualquiera que haya estado en una cancha de fútbol sabe que hay que tener fuertísimas amarraduras simbólicas para no participar de los cantitos xenófobos y violentos.
Voy sólo con dos ejemplos de los centenares que se pueden comentar: Las hinchadas contrarias a Boca cantan En el barrio de La Boca viven todos bolivianos, que cagan en la vereda y se limpian con la mano. Los sábados en la bailanta se van a poner en pedo, y se van de vacaciones a la playa del riachuelo. Hay que matarlos a todos mama, que no quede ningún bostero” Y la hinchada de Chacarita le canta a Atlanta, su eterno rival de Villa Crespo (Barrio judío de Buenos Aires) Ahí viene Chaca por el callejón, matando judíos para hacer jabón".
En los ejemplos de Comodoro Rivadavia o Palermo, citados más arriba, el ladrón de celular que representa todo lo Otro y el ideal de justicia y seguridad, justifican los atroces linchamientos.
En el genocidio Nazi, mencionado más arriba sólo por citar uno entre otros genocidios, el ideal de la raza superior permitió que millones de alemanes se identificaran en el odio a judíos, Gitanos, Homosexuales, Discapacitados, comunistas, etc.  Y que de esta manera justificaran el brutal exterminio.
En las redes, los damnificados por algún hecho de inseguridad, y con su enano fachista apenas más a flor de piel, no dudan en expresar públicamente que la culpa es de los extranjeros, y dirigirse a peruanos y bolivianos igual que cualquier Nazi con los judíos.
La violencia está en todos nosotros y sólo hace falta la chispa que la encienda.
Se habló en estos días en muchos medios del ataque en manada. Nada más falso. En los mamíferos superiores como leones o lobos, el ataque en manada está planificado por el instinto y el aprendizaje, y es una estrategia alimentaria. Nunca vamos a ver a la manada ensañándose con el cadáver, abandonarlo y ocultar las pruebas.
No se trata de manada, sino de masa. Ya comenté más arriba como se forma una masa por identificación al compartir el ideal. Ahora digamos que esos lazos de identificación suspenden toda inteligencia. El individuo en la masa pierde la inteligencia. No puede discernir cuáles son los límites.
Veamos por ejemplo masas más benignas, como aquellas que se forman por un ideal político y por amor al líder de ese partido. Ni bien se forma la masa, todo el bien y toda la razón están de mi lado y todo el mal y la mentira del otro. Se pierde la inteligencia, el otro es el enemigo,  hay que combatirlo y no reconocerle ninguna virtud.  Los últimos años en nuestro país nos mostraron mucho de esto, incluso llegando a la violencia en algunos casos, que me abstengo de comentar para no herir susceptibilidades.
Volviendo a los Rugbiers,  al comienzo yo mismo no pude sustraerme de la masa y esperaba una condena ejemplar.
Pero reflexionando más. ¿Para ejemplificar a quién? ¿Se trata de justicia o de venganza? ¿No son muchos los que están contentos porque van a una cárcel común y quizá los muelan a palos o los violen? ¿No hay una satisfacción de la propia violencia en la espera de una condena a perpetua?
En el derecho penal, la no comprensión de los actos es un atenuante en la condena, pero el ataque en masa es un agravante.¿Acaso, estar en masa no contribuye a la perdida de la razón?
En fin, no tengo respuesta a estas preguntas y no sé qué desenlace en la justicia sería lo mejor para la sociedad.  De lo que estoy seguro, que lo mejor para cada uno es no enceguecerse en el odio al Otro y reflexionar sobre la propia violencia, quizá así estemos advertidos cuando salte la chispa.
Escribo todo esto con el mayor de los respetos por la familia y los amigos de Fernando que sufrieron están pérdida irreparable. También pienso en estos chicos, que haya la condena penal que haya, tendrán que vivir el resto de sus vidas con las huellas de sus actos.






jueves, 21 de noviembre de 2019


                                                                                                   Juan Terranova
                                                                                                   (escritor e investigador)

Me escriben bolivianos diciéndome que no podemos opinar, nosotros, los argentinos,
sobre lo que pasa en Bolivia. Como si Bolivia no fuese nuestro país limítrofe,
como si nuestras naciones, todas ellas, no estuvieran tan cerca y mezcladas.
Como si solo ellos, los bolivianos, pudieran saber diferenciar un golpe de Estado de
sus deseos y fantasías de clase. Como si solo ellos tuvieran historia de golpes, violencia
e inmigración. Como si solo ellos y no nosotros, sus vecinos, sus primeros vecinos,
con los que compartimos frontera y diálogo cotidiano, como si solo ellos, digo,
pudiesen condenar o salvar a Evo. Como si nosotros no hubiéramos tenido problemas
con el Estado de derecho del gobierno de Macri, gobierno que encarceló líderes de todo tipo,
incluso líderes de los pueblos originarios y líderes populares. Creo que se equivocan
os hermanos bolivianos que dicen que los argentinos no podemos opinar. Creo que
esto es un claro problema regional y la Argentina y Bolivia son países unidos en su destino.
Dicho esto: viva Perón, viva Evo y viva la lucha de los pueblos latinoamericanos contra
el imperialismo y sus personeros.
Los golpistas bolivianos y sus aplaudidores piensan que van a poder sostener los logros
económicos de Evo sin Evo y sin las políticas económicas de Evo. Qué sorpresa se van
a llevar cuando empiecen las devaluaciones, las privatizaciones y la repartida.
Vuelve la rosca, vuelve el fantasma texano de El Goni.

Creo que los bolivianos que festejan el golpe no terminan bien de entender qué significa
ese proceso político para sus vecinos, nosotros, los argentinos. Las posibilidades que se
abren en la región están hechas de caminos que parecían ya clausurados. ¿Volvemos a
esas sombras, a esas noches oscuras, demasiado oscuras? Como fuere, qué ingenuidad
de nuestra parte creer que la democracia había llegado para quedarse, que la historia no
se repetía, que no se iba a repetir en sus peores formas. Y sin embargo, ahí está Bolivia
interrumpida con un estilo que es anacrónico. ¿O se trata de un futuro posible, compartido,
terrible?


¿Quienes son los que están ciegos?

Bolivia y la deconstrucción


Jorge Alemán [*]

"En este momento horrible de Bolivia surgen voces que desde distintos lugares reclaman abrir un "espacio crítico" con respecto a Evo, "pensar sus errores para no repetirlos ", "no ser binarios" etc. En otros términos, en el momento en que el verdugo levanta el hacha invitan a la víctima a "deconstruirse" y les proponen a los seguidores de Evo que reflexionen sobre todos los errores cometidos.
LUCIDEZ CRÍTICA
Más allá de la pobrísima idea acerca de la función de la repetición en la historia insinuada en esta posición, desde qué lugar de enunciación se pretende hablar, quienes son aquellos que por su valiente "lucidez critica " tienen el privilegio de situarse fuera del antagonismo para no ser "binarios". A qué lugar remite este uso masivo e indolente del término binario cuando somos los contemporáneos de una masacre?
ENDIOSAR A EVO
Es endiosar a Evo no señalar ahora, justamente ahora, todos los errores de su proyecto? Los que lo apoyamos sin ambivalencias y condenamos sin más al golpe, no habíamos visto los errores ? O ahora resulta que para no ser binarios nos podemos situar en una alteridad irreductible e intocable que nos protege y nos promete un futuro sin errores?
LOS INTELECTUALES CRÍTICOS
L@s intelectuales critic@s que nos quieren deconstruir en nuestro apoyo incondicional demuestran cómo, un supuesto ejercicio crítico ,a veces es nada más que ofender a la causa, esa causa frágil, errática, poblada de errores, pero con enemigos muy crueles y peligrosos como para salirse del "binarismo" haciéndose el distraíd@ con aquello que mata de verdad .Quienes son los que están cieg@s?
_____________________
*Jorge Alemán, en su muro
https://www.pagina12.com.ar/232179-bolivia-criticas-a-psicoanalistas-que-apoyan-el-golpe


Decimos no al golpe de estado que se perpetro en Bolivia y lamentamos profundamente los hechos de violencia que se desataron en Chile.

Condenamos este estado de cosas que tanto dolor trae a la población de uno y otro país.

Esperamos que el pueblo chileno sea escuchado en sus reclamos y que los actos que han acontecido sean fundantes de un realidad más justa.


domingo, 1 de septiembre de 2019

Diferencia entre machismo y patriarcado



                                                                                           Graciela Ruiz

La forma que adopta la militancia feminista en nuestros días es la evidencia de la pérdida de hegemonía del discurso amo que en las sociedades tradicionales estaban comandado por el nombre del padre.   No significa la remoción del discurso amo, se trata de una crisis de los significantes amos tradicionales que ocasiona  una deriva de las clasificaciones. Está por verse cuales de los nuevos significantes permanecerán como verdaderos. Como nuevos semblantes.
Por ejemplo, “la violencia de género” es un nuevo significante amo que fija un pedazo de real y ha adquirido una dimensión de verdad considerable. La deriva abierta de categorías nuevas de identidades sexuales también va aportando nuevos significantes[1]. Son modificaciones históricas del discurso amo que el psicoanálisis constata en las ocurrencias de la palabra de los analizantes.[2]
Para precisar el real en juego en los fenómenos de violencia hacia la mujer, no debe ser considerado el machismo como una expresión del patriarcado. Por el contrario, las manifestaciones llamadas machistas se ubican en los límites del discurso como efecto de la vacilación del semblante que es su agente. Ya sea en los “pasajes al acto” o en los “acting out”. En estos últimos, el semblante sube a escena y se propone como ejemplo, da a ver hace una mostración,  justamente de aquello que el sujeto no tiene, ostenta lo que no tiene, un semblante verdadero de autoridad.




[1] Transgenero, trans,transexual,andrógino,androgynous, neutrois, dos espiritus,no binario, género variante, fluido…….
[2] Brousse Marie Hélène. “El nuevo feminismo lacaniano” Blog Nel. Medellin.